Iglesia Bautista Trinidad está profundamente comprometida con las verdades eternas de la fe cristiana, como se revela en la Escritura.

Si usted tiene alguna pregunta acerca de nuestras creencias, llame a uno de nuestros pastores y ellos estarán encantados de tomar tiempo para hablar con usted.

Creencias

Dios
Nosotros adoramos, seguimos y creemos en el Dios eterno, inmutable, santo y amoroso. Él es el Creador y Señor de todas las cosas. Él es todopoderoso, omnisciente, todo amor, y no hay nada que Dios no sabe. Dios es Uno, sin embargo, Él se revela a nosotros como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios ama a todas las personas y tiene un plan para su vida.

Génesis 1:1, 26; Deuteronomio 6:4; I Crónicas 29:11, 12; Salmo 6:4; Jeremías 10:10; Mateo 23:9, 28:19; Marcos 1:9-11; Juan 4:24, 5:26, 14:6-13, 17:1-8; Efesios 4:6; 1 Timoteo 1:17; I Pedro 1:2; 1 Juan 5:7

Jesucristo
Jesucristo es el Hijo de Dios. Él fue milagrosamente concebido y nació de una virgen. Jesús fue completamente Dios y completamente hombre. Debido a su vida sin pecado, Jesús se convirtió en el sacrificio perfecto por nuestros pecados. Después de su muerte en la cruz, fue sepultado y tres días después resucitó de entre los muertos. Jesús es el único camino por el cual una persona puede conocer a Dios personalmente. Esperamos con impaciencia su regreso triunfal.
Mateo 1:18-23, Juan 1:1-23, Hechos 1:9-11, 2:22-24, I Corintios 15, Hebreos 1:1-3, Apocalipsis 5:9-14

Espíritu Santo
El Espíritu Santo es el Espíritu de Dios y el Espíritu de Cristo. Él nos convence de nuestro pecado y nuestra necesidad de Cristo Jesús. Él vive en cada creyente desde el momento de la salvación. Él consuela, enseña y da poder a los creyentes para vivir en justicia. Equipa a cada creyente con dones espirituales para el servicio y ministerio en el cuerpo de Cristo que es la iglesia.
Mateo 1:18, Juan 14:16-17, 16:7-14, Hechos 1:8; I Corintios 3:16; I Pedro 4:10

Las Escrituras
La Biblia es la Palabra de Dios divinamente inspirada. Las verdades de la Biblia son normas absolutos para todas las personas de todas las épocas. La Biblia es la autoridad final para todos los asuntos de la Iglesia y de la vida cristiana. La Biblia contiene las respuestas a todas las preguntas de la vida.
Deuteronomio 4:1-2, Salmo 12:6; 19:7-10; 119:105, 140, Juan 1:2, Hebreos 4:12, II Timoteo 3:16, II Pedro 1:20-21

Hombre
El hombre está hecho a la imagen de Dios. El hombre es un alma que vivirá para siempre. El hombre está separado de Dios por el pecado. A menos que una persona tenga una relación personal con Dios, no tiene esperanza de la vida eterna.
Génesis 1:26-30, Romanos 1:19-32, Efesios 2:1-22

Salvación
Cada persona está separada de Dios y necesita su perdón. Dios ofrece la salvación a las personas que expresan una fe completa en Jesucristo. Una persona no puede hacer lo suficiente para recibir el perdón de Dios. Una persona recibe el regalo de la salvación de Dios cuando se arrepiente de sus pecados, y cuando pone su esperanza y su fe en Jesucristo como Salvador y Señor.
Éxodo 6:2-8, Mateo 16:21-26, Juan 3:15-16, 17:3, Romanos 5:1, 6:23,
Efesios 2:8-9

El Propósito de la Gracia de Dios
Es a través de la gracia de Dios que atrae a los hombres hacia Él mismo. Es consistente con el libre albedrío del hombre, e incluye todos los medios relacionados con el fin. Es la gloriosa expresión de la bondad soberana de Dios, y es infinitamente sabia, santa e inmutable.

Todos los verdaderos creyentes perseveran hasta el fin. Aquellos a quienes Dios ha aceptado en Cristo y santificado por su Espíritu, jamás caerán del estado de gracia, sino que perseveraran hasta el fin. Los creyentes pueden caer en pecado por negligencia y tentación, por lo cual contristan al Espíritu, menoscaban sus virtudes y su bienestar, y traen reproche a la causa de Cristo y juicios temporales sobre si mismos sin embargo, ellos serán guardados por el poder de Dios mediante la fe para salvación.
Génesis 12:1-3, Éxodo 19:5-8; 1 Samuel 8:4-7, 19-22; Isaías 5:1-7; Jeremías 31:31 y sgts.; Mateo 16:18-19, 21:28-45, 24:22,31, 25:34; Lucas 1:68-79, 2:29-32, 19:41-44, 24:44-48; Juan 1:12-14, 3:16, 5:24, 6:44-45, 65; 10:27-29; 15:16, 17:6, 12, 17-18; Hechos 20:32; Romanos 5:9-10, 8:28-29, 10:2-15; 11:5-7, 26-36; 1 Corintios 1:1-2, 15:24-28; Efesios 1:4-23, 2:1-10, 3:1-11; Colosenses 1:12-14, 2

La Iglesia
Jesucristo es la cabeza de la Iglesia. Todos los creyentes forman la Iglesia, que también se llama el cuerpo de Cristo. El propósito de la Iglesia es llevar a cabo la misión de Dios en el mundo.
Mateo 16:15-19; Hechos 2:41-42,47; Romanos 12:4-8; Efesios 4:10-16;1 Corintios 12, Apocalipsis 2 y 3

La Ordenanza del Bautismo
A través del bautismo, seguimos el ejemplo de Cristo y obedecemos su mandato. El bautismo por inmersión simboliza la muerte, sepultura y resurrección del creyente a una vida nueva en Cristo. El bautismo sirve como un testimonio público de una fe personal, después de recibir a Cristo como Salvador y Señor.
Mateo 28:19-20, Marcos 1:9-11 y Lucas 3:21-22, Juan 3:23

La Ordenanza de La Cena del Señor
La Cena del Señor, simbólicamente conmemora la muerte de Jesucristo. Un auto-examinación y la confesión de los pecados debe preceder a la participación en la Cena del Señor. Todo creyente nacido de nuevo es invitado a participar en la Cena del Señor. Observamos la Cena del Señor cuatro veces al año.
Mateo 3:13-17; 26:26-30, Hechos 16:30-33, Romanos 6:3-5, Colosenses 2:12

La Familia
El matrimonio es la unión de un hombre y una mujer en un pacto de compromiso por toda la vida. Es el don único de Dios para revelar la unión entre Cristo y Su iglesia y para proveer para el hombre y la mujer en el matrimonio un medio para compañerismo íntimo.

El esposo y la esposa tienen el mismo valor delante de Dios, puesto que ambos fueron creados a la imagen de Dios. Un esposo debe amar a su esposa como Cristo amo a la iglesia. Él tiene la responsabilidad dada por Dios de proveer, proteger y dirigir a su familia. Una esposa debe someterse con gracia al liderazgo como siervo de su esposo, así como la iglesia se sujeta voluntariamente a la dirección de Cristo. Ella, siendo creada a la imagen de Dios como lo es su marido, y por tanto igual a él, tiene la responsabili8dad dada por Dios de respetar a su marido y servirle de ayuda en la administración del hogar y la educación de la próxima generación.
Génesis 1:26-28, 2:15-25, 3:1-20; Éxodo 20:1-2, Deuteronomio 6:4-9; Josué 24:15; 1Samuel 1:26-28; Salmos 51:5, 78:1-8, 127, 128, 139:13-16; Proverbios 1:8, 5:15-20, 6:20-22, 12:4, 13:24, 14:1, 17:6, 18:22, 22:6, 15, 23:13-14, 24:3, 29:15 y 17, 31:10-31; Eclesiastés 4:9-12, 9:9; Malaquías 2:14-16, Mateo 5:31-32, 18:2-5, 19:3-9; Marcos 10:6-12; Romanos 1:18-32; 1 Corintios 7:1-16; Efesios 5:21-33, 6:1-4; Colosenses 3:18-21; 1 Timoteo 5:8; Tito 2:3-5

 

 

 

Site Design LOUD! Creative